La prevención en la fragilidad, clave para una mayor eficiencia en el uso de los recursos sanitarios

Leocadio Rodríguez-Mañas y Francisco José García junto al Consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha Jesús Fernández Sanz
Consejería de Sanidad/ CIBER | miércoles, 9 de mayo de 2018

El pasado 26 de abril tuvo lugar en Toledo una jornada sobre Envejecimiento saludable bajo el título "Un camino para el sostenimiento del sistema del bienestar". 

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, apuntó cómo el envejecimiento de la población está provocando como daño colateral un incremento de la prevalencia de discapacidades, que puede poner en dificultad los servicios de protección sanitaria e indicó que todos los estudios de predicción indican que España en las próximas décadas será uno de los países con la población más envejecida, estimándose que la población mayor de 65 años alcanzará una tasa del 35 por ciento en el año 2040. 

En el encuentro participaron algunos jefes de grupo del CIBERFES como el director científico Leocadio Rodríguez-Mañas, jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Universitario de Getafe, Francisco José García García, jefe del servicio de Geriatría del Complejo Hospitalario de Toledo e Ignacio Ara Royo, del grupo GENUD de la Universidad de Castilla La Mancha.

El Estudio Toledo de Envejecimiento saludable (ETES), impulsado desde la anterior RETICEF y en el que participan los grupos del CIBERFES indica que el incremento en la esperanza de vida ha supuesto en los últimos quince años que haya 400.000 discapacitados mayores de 65 años más en nuestro país, el 85 por ciento de ellos mayores de 80 años, efecto que se multiplicará en las próximas décadas.

Este y otros estudios muestran que uno de los principales determinantes de la discapacidad es la fragilidad y que ésta es prevenible y reversible en muchos de los casos. Afrontarla adecuadamente proporciona más años y calidad de vida al paciente, y conlleva una mayor eficiencia en el uso de los recursos sanitarios.

Ver programa del evento