Identifican claves del desarrollo del glioblastoma, el tumor cerebral más frecuente y agresivo

El investigador Ikerbasque y jefe de grupo CIBERFES Ander Matheu es el coordinador del estudio
Ikerbasque | miércoles, 9 de febrero de 2022

Un estudio liderado por el investigador del CIBERFES Ander Matheu, del Instituto de Investigación Sanitaria Biodonostia e Ikerbasque, en colaboración con el CIC bioGUNE y el Albert Eistein College of Medicine (Nueva York, EEUU), ha identificado la existencia de una relación entre la autofagia mediada por chaperonas en células madre malignas y la progresión del glioblastoma. El trabajo de investigación se recoge en un artículo que publica la prestigiosa revista Cancer Research del grupo de la American Association for Cancer Research.

La mayoría de tumores presenta una población de células que tienen características similares a las células madre (posibilidad de renovarse de manera indefinida y capacidad de diferenciarse al resto de células), que conlleva que sean las que inician y mantienen el tumor, además de ser las responsables de la recurrencia de los tumores y de la resistencia a las terapias antitumorales. Se denominan células madre malignas y son dianas terapéuticas ideales ya que su eliminación podría provocar el fin del tumor y su recurrencia.

El glioblastoma es el tumor cerebral más frecuente y agresivo y también se caracteriza por presentar células madre malignas. En el estudio, el equipo de Biodonostia ha identificado que las células madre malignas del glioblastoma tienen activada de manera continua un tipo de autofagia denominada autofagia mediada por chaperonas.

La autofagia, en general, y la autofagia mediada por chaperonas, en particular, es un mecanismo de reciclado, limpieza y regeneración que ocurre naturalmente en las células del organismo, preservándolas de la acumulación de toxinas y eliminando moléculas dañadas. El estudio identifica que las células madre malignas se “aprovechan” de la autofagia mediada por chaperonas para mantenerse funcionales indefinidamente y evitar el ataque de los tratamientos quimioterápicos.

El estudio revela una capacidad previamente desconocida de las células madre malignas de modular la autofagia mediada por chaperonas, permitiendo su supervivencia y promoviendo así la progresión del tumor. Los resultados identifican a la autofagia mediada por chaperonas como una nueva diana terapéutica prometedora para tratar el glioblastoma, el cáncer cerebral más agresivo que por ahora no tiene cura.

Este trabajo ha podido ser realizado gracias a la financiación y apoyo que el grupo recibe de Instituciones públicas como el CIBERFES, Instituto de Salud Carlos III, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y de asociaciones sin ánimo de lucro como la Asociación Contra el Cáncer (AECC) o la Asociación AlegreMente.

Artículo de referencia:

Jaione Auzmendi-Iriarte, Maddalen Otaegi-Ugartemendia, Estefania Carrasco-Garcia, Mikel Azkargorta, Antonio Diaz, Ander Saenz-Antoñanzas, Joaquin Andrés Andermatten, Mikel Garcia-Puga, Idoia Garcia, Alejandro Elua-Pinin, Irune Ruiz, Nicolas Sampron, Felix Elortza, Ana Maria Cuervo, Ander Matheu Chaperone-mediated autophagy controls proteomic and transcriptomic pathways to maintain glioma stem cell activity https://cancerres.aacrjournals.org/content/early/2022/02/02/0008-5472.CAN-21-2161